La del manojo de rosas

Reinventando la zarzuela en el siglo XXI

Zarzuela en dos actos

La obra, articulada en dos actos, cuenta con la maravillosa música de Pablo Sorozábal y el libreto de Anselmo C. Carreño y Francisco Ramos de Castro que vio la luz por primera vez en el Teatro Fuencarral de Madrid el 13 de noviembre de 1934.

Compuesta en plena II República española, el texto sitúa la acción en el Madrid contemporáneo y narra de una manera muy particular el tipismo madrileño, sobre todo la diferencia entre ricos y pobres. En esta obra, los personajes caerán, para bien o para mal, en ciertos prejuicios. Los aplicarán entre ellos mismos, siempre con el objetivo de discriminar, dominar o descartar al otro, o aceptarlo sin reflexionar ni discernir entre opiniones subjetivas u objetivas. Cuestiones como el cuidado de las apariencias para conquistar o parecer alguien que no se es, serán una constante en la lucha de las  dos familias protagonistas por mantener un status que les haga sentir distinguidos.

La Orquestra Lírica arriesga en esta producción con una puesta en escena ambientada en la trilogía inacabada que el director danés Lars von Trier dedicço a América. En Dogville los decorados minimalistas rendían homenaje al teatro brechtiano a la vez que aportaban información valiosa para el espectador. En La del manojo de rosas podremos ver también similares juegos simbólicos y metanarrativos que guiarán al espectador más allá de la música y el guión. Una vez más, bajo la dirección escénica de Eugenia Corbacho, la Orquestra Lírica pretende tender puentes entre las zarzuelas de comienzos del siglo XX y nuestro tiempo, con el fin de articular nuevos discursos que salgan al encuentro de los y las castellonenses de hoy en día.

Bajo la batuta de Carlos Pascual, los músicos de la Orquestra Lírica conectan su sonido con las voces valencianas de Sandra Ferró, Vicente Antequera, Manuel Valero, Gonzalo Manglano, Saray García, Joan Prades y José Goterris gracias al patrocinio de la Diputació de Castelló y la Fundación Dávalos-Fletcher y la colaboración de CulturArts, Ajuntament de Castelló y Conservatorio Calasancio de Música y Danza. El estreno de esta producción tuvo lugar el 25 de marzo con un lleno absoluto y un gran éxito en el Teatre Principal de Castelló en dos funciones: a las 19:30 horas y a las 22:30 horas.
La del manojo de rosas

Programa de Mano 2.0

Sinopsis

Acto I

Cuadro primero

La acción se sitúa en la plaza “Delquevenga”, un lugar enclavado en el centro de un aristocrático barrio madrileño “con perspectivas de rascacielos”; en ella hay un bar, un taller mecánico y una floristería llamada “El manojo de rosas”, en la cual trabaja Ascensión, una señorita venida a menos, pero orgullosa de su trabajo y posición como obrera. La cortejan Joaquín, un simpático mecánico del taller, y Ricardo, un apuesto señorito metido a piloto.

Ascensión se decanta firmemente por Joaquín, ella tiene claro que, a pesar de ser una señorita, es una obrera y se casará con un hombre de su clase, el cual “no le tenga que reprochar ni su dinero ni su educación”, esto entristece a Don Daniel, padre de Ascensión, el cual desea para su hija recuperar la posición social y vivir como a su dignidad le corresponde, siendo más partidario de su boda con Ricardo.

En la misma plaza trabaja Capó, un despistado mecánico compañero de Joaquín, el cual corteja a Clarita, una manicura cuyas aspiraciones culturales chocan con el carácter sencillo de Capó. Él tiene como rival al Espasa, un camarero que presume de ser la persona más culta, utilizando un lenguaje lleno de palabras rocambolescas y disparatadas.

Aparece por la plaza Don Pedro Botero, un comerciante de chatarra cuya idea es enriquecerse con la futura guerra que vendrá y cuyos planes comenta siempre con sus vecinos y amigos, llegándole a poner ese mote de “Botero”. Ricardo viene a buscar a Ascensión para hablar con ella, saliéndole al paso Joaquín, produciéndose un conato de pelea que se ha cortado cuando Ascensión aparece preparada para llevar un encargo de flores, llevándose a Joaquín y dejando la tensión en el aire.

Cuadro segundo

En el recibidor de un elegante piso, Ascensión lleva un ramo de rosas a Doña Mariana, mujer de carácter noble y cuya debilidad son las flores; allí se encuentra con su marido, Don Pedro Botero, comentando sobre el lance amoroso que tiene la joven.

Doña Mariana trata de sonsacarle en confianza quién es él, cuando aparece Joaquín, vestido de señorito. Al verlo Ascensión se lleva una amarga sorpresa, al descubrir la verdad, el mecánico adorado no era más que un señorito disfrazado. Se marcha de la casa con la impresión de haber sido engañada.

Cuadro tercero

En la plaza “Delquevenga”, el Espasa trata de sonsacarle a Ascensión su tristeza y animarla un poco. Clarita y Capó discuten acaloradamente sobre las diferencias de carácter de ambos, y las intenciones de el Espasa sobre Clarita.

Joaquín sale del taller y se encuentra con Ascensión, la cual le reprocha en su cara el haberla engañado al hacerse pasar por obrero y ocultarle su condición social. Ricardo, alentado por el Espasa, se anima a cortejar a Ascensión, quien lo acepta como pretendiente y aprovecha para ridiculizar a Joaquín y descubrirlo ante las gentes del barrio.

 

Acto II

Cuadro primero

Han pasado varios meses, y en la plaza han cambiado algunas cosas. Ahora Clarita trabaja de encargada de la tienda de flores, Capó sigue detrás de ella y Espasa ha cambiado de empleo, ahora es cobrador de autobuses. Aparecen por la plaza Ascensión acompañada de Don Daniel; en ambos se advierte el cambio social que han experimentado a consecuencia de haber ganado Don Daniel el pleito.

Por otro lado, aparece Ricardo y se demuestra que las relaciones entre ambos están cada vez más frías y secas. Joaquín vuelve al taller buscando trabajo. Al toparse con Ascensión se produce una desagradable escena en la que él le echa en cara el cambio de posición social, quedando ella completamente desconcertada.

Cuadro segundo

En un patio de vecindad, en los barrios bajos, es donde viven ahora Doña Mariana y su familia. Ascensión viene a llevarle un ramo de rosas y a poder hablar con ella sobre Joaquín. Se encuentran Joaquín y Ascensión en el rellano, y agradece éste el detalle de llevarle las rosas, que les lleva a recordar los buenos momentos pasados desde el día en que se conocieron.

Cuadro tercero

El sitio es el mismo que el del cuadro primero. Delante de la tienda de flores, Clarita regaña incesantemente a Capó, el cual ha abandonado su puesto en el taller debido a cierta discusión sobre política con su jefe. Aparece Ascensión preguntando por Joaquín, lleva varios días ausente del trabajo. En un aparte le comenta a Clarita sobre su situación con Ricardo, la cual es insostenible, le pide a Clarita que le comunique su decisión a Ricardo. Por otra parte Ricardo trata de hacer lo mismo usando a Espasa como mensajero, para comunicar su decisión a Ascensión.

Al final, tras una disputa entre Ricardo y Ascensión, ponen las cosas en claro, dándose cuenta de que su relación no funciona, quedando como buenos amigos. Aparece Joaquín por la plaza y al encontrarse con Ascensión declara su amor por ella. Al final hacen las paces y vuelven a unirse, celebrando todos los vecinos de la plaza la felicidad de la pareja.

 

Ficha técnica:

Dirección musical // Carlos Pascual

Dirección escénica // Eugenia Corbacho

Producción // Orquestra Lírica de Castelló

Reparto

Ascensión// Sandra Ferró

Joaquín// Vicente Antequera

Ricardo// Manuel Valero

Clarita// Saray García

Capó// Gonzalo Manglano

Espasa// Joan Prades

D. Daniel// José Goterris

D. Mariana// Virginia Porcar

D. Pedro Botero// Juan Antonio Castell

Parroquianos// Enoc Altabás, Iván Cruz, Juan Antonio Adell

Orquestra Lírica de Castelló

Violín // Raul Colmenero, Estefania Zarzo,

Borja Saura, Robert Nebot, Sonia Quejigo, Héctor Goterris

Viola // Miguel Falomir, Irene Reig

Cello // Isabel Julià, Andrea Martí

Contrabajo // Miguel Sáez,

Flauta // María Escoín

Oboe // Anna Albert

Clarinete // Rubén Mestre

Trompa // Paco Queralt, Alfonso Gutiérrez

Trompeta // Josep Olcina, Ignacio Martínez

Trombón // Félix García, Eric Fortanet

Arpa // Jaume Gimeno

Percusión // Bruno Zandalinas, M. Ángel Forner, Héctor Marqués

Equipo artístico

Diseño iluminación // Rubén Zamorano

Atrezzo // Felipe Roig

Escenografía //Producción OLCS

Escenografía digital // Álvaro Beltrán

Repertorista // José Luis Miralles

Equipo técnico

Maquinista, iluminación // Técnicos del Teatro Principal

Producción ejecutiva OLCS // Carlos Pascual, Bruno Zandalinas,
Robert Nebot, Eric Fortanet, Rubén Mestre

Fotografía OLCS // Carmen Campos

Diseño y comunicación OLCS // Lluïsa Ros

Agradecimientos y mecenazgo

CulturArts /Generalitat valenciana

Ajuntament de Castelló de la Plana

Fundación Dávalos-Fletcher

Diputació de Castelló

Conservatorio Calasancio de Música y Danza